Viena en 3 días

En ésta Guia de Viena en 3 días te mostramos el itinerario para ver una de las ciudades imperiales más fascinantes de Europa y se ha establecido como la ciudad más oriental del continente europeo occidental, marcando la frontera entre Europa oriental y Europa occidental en la historia.

La ciudad tiene casi 2 millones de habitantes, lo que representa una cuarta parte de la población de Austria, y es el centro cultural y político de este próspero país de Europa Central. Situada a orillas del magnífico río Danubio, la ciudad tuvo el mayor esplendor en los siglos XVIII y 19. Bajo la supervisión de los Habsburgo, se convirtió en el líder de uno de los imperios más importantes del mundo, el conocido Imperio Austro-Húngaro.

Viena fue anexada por la Alemania de Hitler en 1938 y no fue afectada por los nazis hasta la ocupación aliada de la ciudad en 1945. Su situación estratégica hizo que los soviéticos y estadounidenses esperaran que Viena y otras partes de Austria se vieran afectadas por ella, aunque al final ambas partes acordaron permanecer neutrales y Austria se separó de la Comunidad Europea (no se unió hasta 1995) y del Tratado de Varsovia.

Recorrido para ver Viena en 3 días

Viena fue votada como la ciudad más habitable del mundo por cuarta vez en 2012. Su sistema de transporte, calidad de vida e infraestructura en general le otorgaron el premio. Incluso si no planea mudarse, debe planificar un viaje de vacaciones de al menos 3 días para absorber la magia de Viena.

En la capital austriaca se respira elegancia y grandeza, su arquitectura recuerda una historia gloriosa y en muchos museos se puede absorber su cultura pasada y presente. Viena también es conocida por su música tradicional de vals y su rica música.

Explora la ciudad a pie o en bicicleta, no te pierdas ninguno de los rincones que te sugerimos en esta guía. Si quieres conocer la Viena más linda, te sugerimos que te prepares para la temporada navideña (a partir de mediados de noviembre): podrás ver su famoso mercado navideño y sus decoraciones.

Día 1 en Viena

Ringstrasse

Es la avenida principal de Viena y fue construida para reemplazar las murallas que protegían la ciudad hasta mediados del siglo XIX. Hoy, este bulevar separa las áreas de Hofburg y Stephansdom, y encontrarás los edificios más emblemáticos de la ciudad. Si desea visitar el ayuntamiento, el Palacio de Hofburg, la bolsa de valores y el Museo de Arte e Historia Natural, no puede evitar caminar o tomar un tranvía.

El imponente edificio neoclásico del parlamento comenzó al mismo tiempo que el bulevar, y sus paredes conservan gran parte de la historia política y social de Viena. Esta es otra atracción que puedes encontrar en Ringstrasse. Y el magnífico edificio neogótico construido para conmemorar al emperador Francisco José es también una de las iglesias más impresionantes del mundo.

Palacio Hofburg

Se trata de un impresionante complejo de edificios ubicado en el corazón de la ciudad, muy cerca de la arteria principal de Viena, la Ringstrasse. Incluye el antiguo apartamento real, capilla, escuela de equitación de invierno, la Biblioteca Nacional de Austria más hermosa del mundo y el Museo Sisi, donde se puede ver la vida de la reina, entre otras dependencias.

En la tierra de Hofburg, se puede admirar el esplendor de la dinastía Habsburg, y se unen importantes grupos de estilos arquitectónicos, pues su núcleo original es una antigua fortaleza llamada Schweizerhof, su historia se remonta al siglo XIII y tiene un estilo gótico distintivo. Esto contrasta fuertemente con otras áreas, como la pared exterior de Michaelertrakt, que se remonta a finales del siglo XIX.

Las calles alrededor de la zona se llaman el “Imperio de Viena” y en ellas se puede ver todo el antiguo esplendor y poder que refleja el aliento de esa ciudad.

Catedral de San Esteban

La Catedral de Viena (Stephansdom) es en gran medida un magnífico templo gótico, que se eleva majestuoso en el casco antiguo de la capital austriaca. Una de sus características es la cubierta, que está cubierta con cerca de 250.000 tejas, que tuvo que ser reparada tras los daños provocados por la Segunda Guerra Mundial.

El templo se encuentra coronado por un steffl (aguja gótica) de un tamaño espectácular de 137 metros de altura. Podrás disfrutar de la hermosa vista de la ciudad.

Karlsplatz

En la plaza principal se encuentra la Karlskirche (Karlskirche), una majestuosa iglesia barroca construida en 1713 por Carlos VI para conmemorar a San Carlos Borromeo, cuando terminó la plaga en la ciudad.

También cabe destacar la entrada al metro del mismo nombre. Se llama pabellón Stadtbahn diseñado por Otto Wagner en 1899 y es el mejor ejemplo de la Escuela de Arte de la Secesión de Viena desarrollada en la ciudad a finales del siglo XIX. .

Día 2 en Viena

Teatro de la Opera

Otro lugar para ver, porque estamos en una ciudad llena de música por todos lados. El Museo Nacional fue fundado en 1869 con Don Giovanni de Mozart y es uno de los principales representantes de la vida cultural de Viena. Se encuentra en Opernring, muy cerca de Hofburg.

Museo Kunsthistorisches

El Kunsthistorisches Museum tiene un tamaño impresionante y se necesitan de varios días para recorrerlo en su totalidad.

Aquí se encuentran varias pinturas famosas, como las de Diego Velázquez, Rembrandt, Rubens, Tiziano y Rafael, y la zona también es conocida por su colección de arte egipcio, griego y romano. Está ubicado en la plaza central de Maria Theresia- “Platz”, justo enfrente de otro importante museo, el Museo de Historia Natural.

Palacio de Schönbrunn

La residencia de verano de la familia real austriaca. Los puntos destacados incluyen el palacio en sí, los hermosos jardines, la Fuente de Neptuno, el invernadero conocido como Palm House, el Imperial Carriage Museum y Tiergarten, el zoológico más antiguo del mundo.

En el apogeo de la Guerra Fría, este edificio también fue el lugar de una importante reunión entre el líder soviético Nikita Khrushchev y el estadounidense John F. Kennedy.

Prater

Es el pulmón verde más grande de la capital, ubicado entre el río y el canal. En el siglo XIX, con la inauguración del icónico parque de atracciones Volksprater, se convirtió en uno de los principales lugares de ocio para la clase alta, entre los que destacaba la enorme e icónica noria.

En este parque también se encuentran el hipódromo de Freudenhau y el estadio de fútbol Ernst Happel, el Rapid de la ciudad y Austria (Austria), así como la selección nacional de Austria juega sus partidos oficiales aquí.

Día 3 en Viena

Mercadillos vieneses

Hay 26 mercados fijos en Viena, pero el más famoso es sin duda el Naschmarkt. Comenzó en el siglo XVI como una botella de leche, hoy encontrarás una variedad de especialidades culinarias.

En la Plaza San Carlos (Karlsplatz) en la estación de metro Kettenbrückengasse debe parar en el íconico “Drechsler Café”, el único café de la ciudad que está abierto las 24 horas del día y es muy famoso entre los comerciantes.

En Schwedenplatz, encontrará el mercado Carmelita (Karmelitermarkt), rodeado de muchos bares, restaurantes y galerías interesantes, donde puede detenerse.

También se destaca el mercado de Brunnenmarkt tiene una evidente influencia cultural turca en sus productos, lo que le permitirá ver las obras de muchos artistas jóvenes que se han asentado cerca.

Sede de las Naciones Unidas

La Sede de Naciones Unidas se encuentra en las afueras de la ciudad y es una de las sedes oficiales de Naciones Unidas, lo que convierte a Viena en un referente político internacional. El edificio solo se puede visitar con el servicio de un guía.

Otros sitios de interés con más de 3 días

Si su viaje dura más de 3 días, no puedes dejar de visitar el Barrio de los Museos, los suburbios de la ciudad y uno de los diez mejores lugares culturales del mundo. Ubicado en el Royal Horses con un área de más de 60,000 metros cuadrados, encontrará diversas instalaciones que representan varios estilos artísticos, como el Museo Leopold, MUMOK, Galería de Arte y Centro de Arquitectura de Viena, así como restaurantes, cafés y tiendas.

El Museo Albertina cerca del Palacio de Hofburg tiene una de las colecciones gráficas más grandes y valiosas del mundo, que incluye obras de Durero, Monet y Picasso. Mozart ha vivido en Viena durante 3 años y todavía puedes visitar su casa en la calle Domgasse, donde aprenderás más sobre su vida.

Aléjate un poco y sube a la Torre del Danubio (Donauturm) para admirar Viena desde una altura de 252 metros. También puede almorzar o cenar en su restaurante giratorio. En el centro, encontrará la Peterskirche de estilo barroco, un edificio del siglo XVIII inspirado en la Basílica de San Pedro en Roma.

Si te gusta la curiosidad, no puedes dejar de conocer la zona residencial Hundertwasserhaus, realizada por el pintor Friedensreich Hundertwasser, donde los altibajos, los increíbles colores y la enorme fantasía se combinan entre sí con estructuras aparentemente imposibles de realizar. También verá el caos y la creatividad en la Torre Haas frente a la Basílica de San Esteban. Obra de Hans Hollein, estilo posmoderno e impresionante muro cortina de vidrio.

Mercadillos Navideños

Desde mediados de noviembre te encontrarás con los increíbles Mercadillos Navideños, la ciudad la encontrarás totalmente decorada para recibir la navidad, las calles con luces y adornos hacen que Viena adquiera la magia navideña; también las plazas se ven más impresionantes con los encantadores mercados navideños, donde se pueden encontrar adornos y artesanías.

También participarás en programas de entretenimiento y ofertas para todos, que no te aburrirán ni un minuto. Con la llegada de navidad la Rathausplatz se convierte en un lugar deslumbrante con todas las decoraciones que puedas imaginar, y en la plaza Maria Teresa, donde se establece el mercado de artesanías de Weihnachsdorf, rodeado por un museo de historia del arte y un paisaje natural.

Si visitas la Plaza del Ayuntamiento encontrarás el mercado más concurrido de todos, el Altwiener Christkindlmarkt donde muchísima gente se aglomera para conseguir comida tradicional y artículos de todo tipo.

El mercado Ehrenhof es el más romántico, con el Palacio de Schönbrunn como telón de fondo.

El más moderno de todos es el mercado de Spittelberg, que atrae a gente muy joven. Hay más mercados navideños en Viena, que son fáciles de encontrar durante los viajes por la ciudad.

Bratislava

La capital de Eslovaquia está situada muy cerca de Viena, deberás recorrer apenas unos 60 kilómetros de la ciudad, y aunque no es una atracción turística, sigue siendo un lugar recomendado porque está cerca de la metrópoli austriaca. Bratislava tiene un fuerte estilo soviético y tiene unos 500.000 habitantes.

Es una ciudad que contrasta fuertemente con Viena, especialmente en términos de nivel de vida y precios (Viena es más caro que Bratislava).

Bratislava se encuentra a orillas del Danubio y tiene un hermoso casco antiguo con callejuelas de estilo medieval, donde se encuentran la catedral de San Martín y la encantadora Torre de San Miguel. En la cima de la colina, el castillo (Castillo de Bratislavsky) domina la capital de Eslovaquia.

Un hecho extraño es que la ciudad está rodeada por el mayor grupo de panakaks (enormes edificios de apartamentos que proliferaron durante la dictadura comunista) de Europa, lo que proporciona a Bratislava una atmósfera novedosa.

MAPA DE LA CIUDAD DE VIENA

Deja un comentario